martes, 9 de octubre de 2012

La Linterna Roja (1991)

Esta película perteneciente a la primera etapa del director chino Zhang Yimou está muy alejada del efectismo de sus trabajos más conocidos: Hero o La casa de las dagas voladoras. Sin duda Zhang Yimou es uno de esos directores camaleónicos que es capaz de realizar grandes superproducciones de artes marciales en clave de realismo mágico que tanto entusiasman al gran público, pero también es un gran poeta de la imagen capaz de construir películas mucho más reflexivas de un intimismo brutal. La linterna roja se encuentra en esta segunda categoría.



Nos situamos en el contexto de la China de los años 20. Songlian, una bellísima y educada joven cuenta resignada en un dramático primer plano su intención de casarse con un hombre rico. No es que desee hacerlo; la muerte de su padre ha puesto a la familia en una mala situación económica por lo que ha tenido que abandonar sus estudios en la universidad, eso unido al papel secundario de la mujer en la sociedad son los motivos que le llevan a tomar tal decisión. Se trata de un acto de supervivencia, no de ambición.

Songlian se presenta en la mansión del gran señor que será su esposo y descubrimos que no será la única mujer de la casa. Allí convivirá con otras tres mujeres con su propia jerarquía, por lo que Songlian se convertirá en la cuarta al ser la última en llegar. La casa que funciona como un harén con distintos pabellones para cada una de las mujeres se convertirá en una jaula de oro en la que deben rivalizar entre sí por ganarse el favor del hombre, conseguir darle un hijo varón y adquirir así privilegios escalando peldaños en la estricta jerarquía. 




El título de la película es el símbolo del mayor privilegio que estas mujeres pueden obtener. Cada noche el señor de la casa escoge a una mujer para hacerle compañía, esa decisión se anuncia en presencia de todos y los sirvientes de la casa colocan farolillos rojos en el pabellón correspondiente a la elegida. Es un signo de reconocimiento y respeto que las demás señoras deben acatar. Además la beneficiaria de este privilegio podrá recibir un masaje de pies y elegir el menú. Todo esto empuja a las mujeres a un tour de force provocando envidias, engaños y traiciones que culminarán con un brutal asesinato.





El mayordomo de la casa presenta a Songlian ante las demás señoras por orden de jerarquía. La primera esposa es una venerable anciana, veterana en su papel de sumisa esposa que da prioridad a la conservación de las tradiciones de la familia y que no participa de la rivalidad de las otras tres mujeres. La segunda es Zhuoyan una mujer de mediana edad que se muestra desde el principio como la más amable y social y además le ofrece ayuda a Songlian para amoldarse al estilo de vida de la casa. La tercera esposa (Meishan) es una bella y altiva ex cantante de "ópera de Pekín" que parece ser la más celosa y problemática.
Para rematar el trío se encuentra Yan'er, una descarada criada que trabaja en la casa y que será la doncella de Songlian, a la que no trata con el debido respeto.



Estas cinco mujeres son víctimas de una sociedad tremendamente machista pero tal como afirma Nietzsche: el individuo débil y sometido suele comportarse con crueldad en cuanto se ve en una mínima situación de poder. Songlian no tardará en comprobar esa afirmación y en participar ella misma con esa crueldad contra su criada y contra algunas de sus 'hermanas'. Todo esto nos hace sentir simpatías y rechazos cambiantes hacia las cinco mujeres, dependiendo de su estado de debilidad o su abuso de poder sobre las demás. Sin embargo no hay una maldad o bondad inherente en ellas, sino que todos los actos son fruto de la frustración, el miedo y la falta de libertad.



El señor de la casa es representado como un personaje ausente, preocupado sólo en su propio placer y cuyo objetivo es engendrar el máximo número de hijos varones. El director evita mostrar su cara en ningún plano dándole el total protagonismo a las mujeres que son las que construyen esta historia.



Las estaciones que son tan recurrentes en el arte y la filosofía oriental aquí funcionan como alegoría de las pasiones humanas. La película comienza en el verano con la llegada de Songlian a la casa, la adaptación a su nueva vida y su maduración personal darán paso al otoño. Comienzan las lluvias y el ambiente en la casa se vuelve cada vez más claustrofóbico. Songlian experimenta constantes cambios de ánimo, hay días de tristeza y otros de esperanza. Se vuelve supersticiosa pero también siente la seducción. Con el invierno se recrudecen los sentimientos, llegan las nevadas, la traición, la muerte y la locura inundando la casa de tristeza. Finalmente un nuevo verano reinicia el ciclo con la llegada de una quinta esposa. No hay lugar para la primavera en esa casa, ya que las flores que alberga jamás podrán florecer plenamente ni ser felices.




En definitiva esta es una película pausada y reflexiva en la que la fotografía está estudiada con precisión geométrica. Hay armonía y simetría en los encuadres y los colores planos están siempre al servicio de los estados de ánimo. Desde mi punto de vista, una verdadera obra maestra.

Aquí os dejo la película en youtube en versión original subtitulada. Para seleccionar los subtítulos en español sólo tenéis que pulsar el botón CC y marcarlos. Espero que disfrutéis la película y que comentéis lo que os haya parecido.


3 comentarios:

  1. Genial, me encantó. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Bellísima. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros por vuestros comentarios

    ResponderEliminar