martes, 13 de noviembre de 2012

La Partícula de Dios

Con este curioso nombre se dio a conocer al gran público el bosón de Higgs. Todo fue a partir de la publicación del libro de Leon Lederman titulado: "La partícula de Dios: si el universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?" Pero si bien el descubrimiento de dicha partícula es algo crucial para la ciencia, lamento avisar que poco tiene que ver con misterios teológicos ni nada por el estilo.



¿Qué es realmente el bosón de Higgs?

Básicamente se trata de una partícula que explicaría el origen de la masa de los cuerpos. Es decir, que aunque parezca extraño la ciencia todavía no puede explicar por qué existe la masa. El cómo se llegó a plantear este problema ilustra perfectamente el método de trabajo de los investigadores de nuestra era. 

En la actualidad sabemos que existen 4 tipos de fuerzas o interacciones fundamentales en las partículas. Algunas están ya asumidas por la mayoría como la gravedad o el electromagnetismo, pero cuando hablamos de interacción fuerte e interacción débil nos perdemos un poco. Básicamente la interacción fuerte es la responsable de que las partículas de los núcleos atómicos se mantengan unidas, mientras que la interacción débil es la causante de la radiactividad y de la desintegración de algunas partículas.




El caso es que en la década de 1960, un grupo de investigadores se dio cuenta de una discrepancia entre sus modelos matemáticos y los resultados experimentales. La teoría decía que ciertas partículas que intervienen en la interacción débil carecen de masa, pero sin embargo los resultados en el laboratorio contradecían esa teoría demostrando que esas partículas sí que poseían una masa.

Para tratar de explicar esa discrepancia llegaron a una conclusión: debía existir un tipo de campo (parecido al campo gravitatorio) que llamaron campo de Higgs y que debía inundar todo el espacio conocido. Pero si dicho campo existía, también debía existir una partícula que lo generase; apareció por primera vez el concepto de bosón de Higgs como generador de este campo.

Es decir, debía existir una nueva partícula desconocida, generadora de un campo cuya presencia inducía la aparición de masa sólo en ciertas partículas. De una forma gráfica aproximada sería algo así.




Este video realizado por el CERN explica el supuesto origen del campo de Higgs y sus consecuencias sobre las partículas.


video


Así es como funciona la mente de los investigadores; trabajan en modelos matemáticos, hacen experimentos y tratan de que ambos resultados concuerden. Si un resultado experimental contradice los modelos matemáticos, hay que revisarlos o cambiarlos.


Peter Higgs


Toda esta teoría tuvo dentro de la comunidad científica a sus defensores y sus detractores, quedando durante décadas casi ignorada. Pero gracias a los últimos avances tecnológicos y más concretamente al CERN, hemos logrado encontrar una partícula de propiedades muy parecidas a las del bosón de Higgs. Erróneamente se ha publicado en ciertos medios que finalmente se ha descubierto dicho bosón, pero aún quedan pruebas por realizar hasta comprobar que realmente la partícula encontrada por el CERN corresponde al bosón de Higgs.

Pero ¿por qué es tan difícil encontrar este bosón? Hay varias razones, la más evidente es su inestabilidad ya que su vida media se estima en una miltrillonésima parte de un segundo. Además los investigadores tienen que desarrollar un mecanismo capaz de detectarlo; e intentar detectar algo que no sabes muy bien qué es, podéis imaginar que no es tarea fácil.




Esperemos que finalmente se confirme el hallazgo, lo que abrirá las puertas a futuros avances y nuevos descubrimientos sobre el origen de nuestro universo y la propia naturaleza de la materia.


2 comentarios:

  1. Muy interesante tu entrada sobre un tema del que todavía no se tiene certeza de nada o de casi nada.

    Bienvenido a este mundo de los blogueros.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias elpresley! Tu blog es impresionante, una gran pinacoteca repleta de valiosa información.

      Enhorabuena.

      Un saludo.

      Eliminar